Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Pequeña estrella

—¿Tienes que fumar ahora?
—Sí. Es imprescindible. —Ya. —No, va en serio… Da igual. ¿Les oyes? Se volvió. Era difícil no oír los chirridos que hacían las cosas aquellas al desgarrar la realidad, y saltar de una sombra a otra. Pero el caso es que no lo oía. —No. —se giró y siguió andando, saltando para esquivar ramas y piedras. —Pero he perdido bastante oído ahí atrapada. Dániel pensó en voz alta. —Oído y otras cosas. —Y otras muchas cosas. El bosque era todo igual, él miró alrededor sin dejar de aspirar humo, intentando orientarse. —¿No sabes por dónde es? —Nope. Sé que estos están esperando por el coche ahí arriba. Creo. —¿Y por dónde entraste antes? Tosió. El humo se arremolinó a su alrededor, y él hizo un gesto de contrariedad. Ahora tenía que seguir tragando más. Pero se tragó todo el humo que pudo, por mucho que le quitase esperanza de vida por segundos hacerlo. Tenía que escuchar, y resollando y tosiendo no podía. Y, efectivamente, lejanos chirridos empezaron a ascender por deb…

Entradas más recientes

Era un monstruo y quería a mis hechizos.